Loving september issues

Los meses de septiembre suelen estar cargados de noticias excelentes y anuncios brillantes, de carteleras de cine para buen disfrute, de discos memorables, de personas que se cambian la cara por otra, gente que adelgaza o engorda, de rupturas sentimentales como la de Brad y Angelina. Septiembre es una oportunidad anual para empezar una nueva vida, o reivindicar la presente.

La noticia de ruptura Brangelina vista por Javier Jaén.

La noticia de la ruptura Brangelina vista por Javier Jaén.

Septiembre es una ruptura vital para todos, un inicio de curso con lecciones aprendidas. Y si se avecinan problemas epistémicos y estáis al borde de la depresión horaria y la astenia otoñal, las ediciones de septiembre de todas nuestras revistas favoritas ofrecen el mejor número del año; porque lo prepararon bajo el deseo de un viaje iniciático para no volver. Revistas que son un epitafio resumen de cada temporada.

Hemos disfrutado de un verano como niños gracias al éxito global de Stranger Things, la serie que nos teletransportó a la magia del cine de los 80. Winona Ryder nos regresó a esa edad en la que todos pensábamos que todos los niños de América tenían su propia casa del árbol y podían ir por la calle haciendo eses en bicicleta sin correr ningún peligro.

Del verano que hoy termina, dejo en la memoria la piscina infinity en la azotea de un bonito hotel en Passeig de Gràcia, en Barcelona, las burgers de Oval, los desayunos en terrazas de Enric Granados y unas cuantas tiendas preciosas como cápsulas de recuerdos. Un espejo sol.

sept-02-2016-18-17-27

También me costaría olvidar aquellos días en un decimonónico château en medio de lagos y bosques franceses, entre Dordoña y Lemosín. Y algunos días de retiro redescubriendo mis rincones favoritos de la Costa Blanca con la persona perfecta. Más no quiero.

Despidamos el verano como se merece, con la última copa de vino Lolo, mi nuevo vino blanco de supermercado favorito, que se llama como mi gato. Celebrémoslo todo acompañando una croqueta de cocido.

Este otoño va a ser algo apasionante. Ante la inoperancia patológica de la sociedad y el reciclaje de discurso de cambio, los creativos moveremos el mundo y lo llenaremos de propuestas que nos alejen de aquí. Bienvenido sea todo; porque todo nos viene bien.