All I want for Christmas is you

Estas navidades vamos a andar más escuetos que nunca en celebraciones. Sin paga de navidad. Con parte de las familias preocupadas por la situación de los que más debilidades presentan frente a este sistema económico reventado por la reforma laboral del PP. Es el mejor año para cantar esto de las Nancys Rubias: El mejor regalo eres tú.

Mi árbol de Navidad 2012.

Mi árbol de Navidad 2012.

El Corte Inglés está que trina con el Partido Popular. Así lo he sabido de fuentes muy fiables, las personas que ocupan la más alta responsabilidad de la empresa: esas dependientas de joyería y perfumería, estratégicamente ubicadas en las plantas bajas de todos las ‘grandes superfícies’ españolas. Ellas deciden e imponen el comportamiento de masas de las señoras españolas, ellas tienen poder. Pues bien, ellas dicen, de forma generalizada y deslocalizada geográficamente algo que no todos sabíamos: al Corti ya no entra nadie entre semana y lo peor es que los fines de semana apenas venden un colín, por muy buena que sea la oferta. Es el espejo del consumo español en crisis.

Pese a todo y pese a tantos, las fachadas sesenteras de los centros comerciales vuelven a lucir esos ornamentos, aunque sea reciclados de años anteriores, que nos dicen que la Navidad está aquí para quedarse. En casa ya he montado el árbol, con unas austerísimas bolitas plateadas en diferentes texturas de Casa y unos adornos del año pasado: búhos y copos de cerámica de Habitat. Si hubiera un Ikea cerca de Valencia, seguramente me habría atrevido con arreglos de mesa, vajillas desechables y corona para la puerta. Cuando venga la bonanza.

Los planes para Navidad, además de los topiquismos y del acogimiento familiar, se presentan divertidos. Este viernes, el comienzo oficial de la temporada de salidas navideñas empieza con el pinchaje de Pedriño en la sala Jarana de La3 (Valencia). El 15 de diciembre, el plan es ir al concierto de La Casa Azul en la nueva sala Noise (Valencia), que es como el plan perfecto para combatir esa extraña nostalgia navideña para quien la tenga, porque para mí es súper feliz. El 21 de diciembre, escapada con Vins a Barcelona para disfrutar de la Fiesta Fin del Mundo en Razzmatazz, con los últimos conciertos sobre el planeta de dos de mis grupos favoritos: Hidrogenesse y Chico y Chica.

Mis planes para estas fiestas.

Mis planes para estas fiestas.

Y ya hablando de 2013, por si sobrevivimos a todo lo que nos está cayendo encima, la nochevieja será una copia de la anterior, con diferentes invitados, pero una cena casera en buena compañía y con estilismos festivos. Y para uno de los primeros días del año, está pendiente una cita con Popy Blasco, porque he resultado ganador de su certamen para tomar un menú de McDonald’s y ver una película en su compañía, con posterior crónica en su blog (y en el mío). Planazo navideño madrileño.

Por lo tanto, no nos va a faltar nada en estas fiestas. Todos los regalos carísimos, todos los viajes ostentosos para celebrar el año nuevo y todas las comidas grasientas me las puedo ahorrar sin ningún tipo de remordimiento ni perjuicio.