El primer baño


Hace días publicó El País este descubrimiento fotográfico. Los Beatles pisaron Tenerife en 1963, antes de ser famosos. Pidieron tocar en la sala más conocida de la isla y no les permitieron hacerlo por desinterés, y por llevar el pelo demasiado largo. Seguro que el dueño de la sala se arrepentiría unos años después de su decisión. El talento no se puede pasar por alto. Mal negocio. Es algo que, por otra parte, siempre pasa con las bandas que inician una carrera; para algunos son gente con carácter propio y para otros son un derroche de egolatría desmedida, aquello del “artisteo” mal entendido. La fama es ya cuestión de estar en el momento adecuado, con las personas adecuadas y de echarle un poco de morro.

En primavera siempre nos damos el primer baño del año. Y esta vez me atreveré antes, con el agua un poco más fría. Aquí van algunas propuestas musicales que no puedo dejar de escuchar y que están empezando a dar sentido a 2011:

Those Dancing Days | Sonaron mucho en 2008, fueron como la revelación de ñoñería indie y ahora para casi todo el mundo habían desaparecido. Vuelven con un trabajo mucho más cuidado, mejor aliñado y arreglado. I’ll be yours, Fuckarias y Keep me in your pocket son algunas de las canciones que alegran las tardes soleadas del nuevo horario.

Lykke Li | Otra que tal: una festivalera de medio éxito y directos dudosos de carácter que ahora se ha redefinido en un éxito de disco bien trabajado. Wounded Rhymes se publicó a finales de 2010, pero está alargándose el buen sabor de algunos temas que en la primera escucha no dicen mucho y parecen relleno, y que luego ganan más peso que la maravilla de single de presentación, I follow rivers.

The Joy Formidable | Me ha pasado anteriormente el mismo efecto con bandas que no llegaron a nada, como The Isles o Sea of Bees (que hace poco pasaron por Valencia y tuve la desgracia de perdérmelos. Pero Joy Formidable me encandila desde la primera vez que lo escuché. Con su toque punk, ese juego de bajos tan rock americano y la voz inconfundible de Ritzy Bryan en primer plano. Son formidables, de verdad. Y Austere es ya una de mis canciones de la primavera.

Cults | Otra de esas bandas que acaban de nacer, al hilo de lo que avanzaron en noise y en rock adolescente otras muchas, como Girls. Ya han presentado sus dos singles (You know that i mean y Go Outside) que son el motivo principal para escuchar entero el disco que acaban de sacar a la luz.

Manel | La banda catalana que ha sabido reinventar la música en catalán, despegándose de la canción protesta y del folclore. No digo más, hay que escuchar entero el disco 10 Milles per veure una bona armadura. Es fantástico.