Sensación confusa

Cualquiera tiene un blog. Pero mantenerlo vivo, convertirlo en plataforma de micro-comunicación de culto y hacerlo anónimamente, con algo de autoridad y con bastante criterio es, digámoslo claro, harto difícil. El Hombre Confuso lo ha conseguido, con una trayectoria de cinco años, que no es nada y lo es todo en la era del on/off. En cada post un puñado de buen gusto, de elocuencia y de efusividad por grandes pasiones de Confu, como le llamo cariñosamente. La elegancia, la belleza y el erotismo. Desde diferentes prismas, pero siempre acompañados de imágenes rotundas que alegran las horas aburridas de tungsteno.

Ya ves tú, que mi blog no es ejemplo de nada, que apareció por 2003, se hundió en la miseria del fotolog, desapareció con el myspace y todo aquello que vino… hasta que un día me dio por retomarlo con ganas. Y lo mantengo a sabiendas de que sólo lo leemos cuatro. Pero me ha alegrado un montón saber que, en el quinto aniversario de mi blog de referencia diaria iba a aparecer una pregunta mía entre dos grandes: Popy Blasco y Julio Prieto. Hay que ver cómo son los blogs, que de repente te hacen encontrar a tu amante perfecto, o te permiten fraguar una amistad fantasma, o te sorprenden pegándote toque de atención y diciéndote que alguien te tiene en cuenta.

Una respuesta a “Sensación confusa

Los comentarios están cerrados.