Historias de inconstancia

Recuerdo como si fuera mi primer blog un abandono temporal lamentado, con perdones de por medio. Esta vez no lo lamento. Abandono y retomo, abandono y retomo. Es una dinámica que define mi vida. Hay personas constantes y personas inconstantes. Dicen que las primeras son las que consiguen cosas, pero yo acabo consiguiendo lo mismo con impulsos de energía y momentos de relajo. Aquello del sacrificio queda para los matrimonios decimonónicos o para las obediencias religiosas. Ahora hacemos lo que nos apetece sin dar explicaciones. Porque podemos.

Me acuerdo de los pequeños pasos como si fueran grandes. Aquella primera vez que cogí el transporte público sin compañía de mi madre para ir al colegio. Por una parte daba miedo la situación, por otra parte sentía más cerca la libertad. Lo nuevo se convierte en rutina y olvidas los procesos por los que vas abandonando una vida y entrando en otra. Ahora viene otro paso importante y apenas me estoy dando cuenta. Pero de aquí a pocas semanas podré percibir que la vida ha cambiado mucho, y se renueva continuamente como las propias etapas de este blog intermitente dirigido por la pereza.

Lista Alt3rnand en Spotify.

Una respuesta a “Historias de inconstancia

  1. Con idas y venidas, me alegra volver a leerte. Yo también soy de los pocos constantes, a veces actualizo días seguidos y otras tardo más de una semana.. Lo mío quizás sea porque no tengo nada nuevo que decir..
    En cuanto a tu nueva vida.. Es lo mejor que nos puede pasar creo yo..

Los comentarios están cerrados.